SUPERESPÍAS

Página dedicada a los SUPERESPIAS que han poblado de imagenes nuestras grandes y pequeñas pantallas.

JUSTO ANTES DE BOND, DE JAMES BOND

Antes del agente 007 ya había una vida llena de secretos, armas nucleares, microfilmes, sabios locos y terroristas saboteadores que estaban caldeando el ambiente.

Francia que acababa de vivir el asedio de los alemanes y que se había salvado, en parte, gracias a la resistencia y a sus espías infiltrados, le cogió cierto apego a las historias de espías, sobretodo si los villanos eran ex-nazis con ansias de poder. Estas historias, escritas en su mayor parte por novelistas entonces anónimos, acabaron teniendo un gran éxito, y los escritores se veían en la necesidad de ir mejorando no solo su estilo sino en la creación de personajes con los que el lector acabara identificándose. Inglaterra y Estados Unidos han sido quizás, junto a Francia los países del mundo con más tradición en novelas y películas de espionaje, aunque algunas de ellas estuvieran más cerca del “film noir” o el policíaco, que de las películas que después de “DR. NO” se filmarían.

También la actualidad de los periódicos de la época descubrió la existencia de una dependencia dedicada a investigar asuntos relacionados con el espionaje moderno en Francia. Este departamento se conoció como “Deuxieme Bureau” (2º Despacho) y se convirtió en una referencia constante en novelas y películas de la época. Hasta el punto de crear toda una serie de filmes que llevaban el nombre de "2em Bureau" en su titulo y se dedicaban a crear historias alrededor de este equipo especial de agentes secretos, al mando de los que estaba el actor FRANK VILLARD, así se filmaron títulos como: “ALERTE AU 2em BUREAU” (1956) Jean Stelli, “2em BUREAU CONTRE INCONNU” (1957) Jean Stelli, “RAPT AU 2em BUREAU” (1959) Jean Stelli y “2em BUREAU CONTRE TERRORISTES” (1961) Jean Stelli. Estos filmes eran absolutamente de consumo interior y nunca conocieron una distribución más allá de países francófonos. Sin embargo vinieron a confirmar el interés que el público francés sentía por los temas derivados del espionaje moderno.

Otro de los primeros agentes secretos franceses de la era moderna fue el llamado OSS 117, y sus aventuras fueron escritas por Jean Bruce (en realidad Jean Brochet) -todo un aventurero- a partir de 1949. Hubert Bonisseur de La Bath es el agente OSS 117, cuyas siglas significan que es el número 117 de la Oficina de Servicios Secretos (Estratégicos, si mantenemos la versión literal: Office of Strategic Service). Agencia que fue mas tarde remplazada por la llamada: CIA (Central Intelligence Agency),y en donde nuestro personaje obtuvo el grado de Coronel tras la desintegración de la OSS. Y aún más tarde pasaria a prestar servicios en la NSC (National Security Council). Todo por seguir manteniendo en activo a nuestro particular espía.


Lo curioso de estas novelas es que cuando Jean Bruce murió en 1962, justo al mes de haber empezado el rodaje de la primera película sobre su agente secreto, su esposa Josette 3 años mas tarde continuaría escribiendo la saga gracias a la insistencia de su editor. El éxito literario se mantuvo hasta 1985 cuando Josette dejo de escribir sobre OSS 117. Pero en 1987 Françoise y Martine Bruce (hijos de Jean y Josette) vuelven a crear nuevas aventuras literarias del espía Hubert Bonisseur que se mantuvieron hasta 1992. Así, hasta un total de 255 novelas están centradas en este personaje, escritas, nunca mejor dicho, en familia.

Otro personaje literario “Francis COPLAN”, ya filma su primera película como agente secreto en 1957 con “ACTION IMMEDIATE” (acción inmediata) de Maurice Labro. Coplan partía de un relato de serie B escrito por dos belgas -Gastón Van den Panhuyse y Jean Libert- bajo el seudónimo de PAUL KENNY. Su baza, además de la leve intriga, eran los actores que intervenian: HENRY VIDAL, un galán muy de moda en Francia pero que murió prematuramente en 1959 cuando solo contaba 40 años, y LINO VENTURA un actor que empezaba a despuntar gracias a un potente físico de ex boxeador y a las dos apariciones al lado del gran JEAN GABIN en policíacos de gran éxito -TOUCHEZ PAS LE GRISBI (No tocar la pasta) 1954 Jacques Becker, y RAZZIA SUR LE CHNOUFF 1955 Henri Decoin, donde por cierto interpretaba a un tipo llamado “El catalán”-.

El agente COPLAN siguió su camino literario convirtiéndose en un autentico héroe de papel. Sin embargo sus aventuras cinematográficas desaparecieron después de la primera película. Y fue gracias al éxito de los primeros filmes de Bond que volvió a las pantallas en 1964 –siete años después de “Acción Inmediata”- y se quedó durante una buena temporada.

Coplan nace literariamente en 1953 con la novela titulada: “INDICATIF FX-18” y es en este mismo año también que IAN FLEMING publica su primer libro sobre James Bond: CASINO ROYALE. De modo que nadie pudo decir que alguno de los dos copiara al otro o se influenciara. Y, sin embargo, los dos héroes son muy parecidos, aunque esta coincidencia pueda deberse también al momento coyuntural de la época en que se escribieron. Y aún así COPLAN fue primero que James Bond en el cine…. Pero no en televisión. Ya que en 1954 CASINO ROYALE tuvo su adaptación para una serie llamada “CLIMAX” con la intención de que se convirtiera en una teleserie de acción. Pero el telefilme no funcionó y BARRY NELSON –el actor que encarnó a Bond- siguió dedicándose al teatro donde fue el protagonista de los mayores éxitos de Broadway durante años, e incluso fue nominado al premio Tony como mejor actor por el musical THE ACT al lado de Liza Minnelli y dirigido por Martín Scorsese, y al que Kubrick recuperó en 1980 para una breve aparición en su macabro THE SHINING (El resplandor).

Pero sigamos con COPLAN. A pesar del éxito obtenido con la primera película, el agente X-13 no vuelve a aparecer hasta 1964, en plena locura bondiana. Al parecer la muerte de Henri Vidal hizo desistir a los productores de continuar con la saga al no poder contar con el rostro que todos identificaban con Francis Coplan. Algo que después no preocuparía absolutamente a nadie, pues Coplan cambiaría de rostro casi con cada película nueva que se rodaba sobre él.

También antes de 1962 obtienen un gran éxito de público las novelas escritas por Peter Chayney sobre agentes secretos, que son rápidamente llevadas al cine como la primera producción basada en uno de sus libros y que fue dirigida por HENRY HATHAWAY: “DIPLOMATIC COURIER” (Correo Diplomatico) (1952), y que también trataba el tema del espionaje.

La curiosidad esta en que Chayney era un escritor ingles, que fue adaptado por cineastas franceses e interpretadas por un actor americano: EDDIE CONSTANTINE. Su espía, Lemmy Caution, fue llevado al cine en 8 ocasiones, y el publico nunca consiguió distinguir cuando Constantine interpretaba a Caution o a cualquier otro detective o espía, su nombre estuvo siempre ligado al del personaje creado por Cheyney, hasta el punto que el mismísimo Jean-Luc Godard le dedicó uno de sus filmes mas ambiciosos: “LEMMY CONTRA ALPHAVILLE” (1965). Sin embargo tras la aparición de James Bond, también éste acabo desapareciendo frente al ímpetu del personaje creado por Fleming.

Y al mismo tiempo que Lemmy Caution aparecía en las pantallas otro héroe de Cheyney también se hacia un hueco cinematográfico, pero sin la misma repercusión. Se trataba del espía Callaghan, que se encarnó –en las películas francesas- en un actor teñido de rubio llamado Tony Wright. “PLUS DE WHISKY POUR CALLAGHAN” (1956), “ET PAR ICI LA SORTIE” (1957), “CALLAGHAN REMET ÇA” (1961) las tres de Willy Rozier y “RENDEZ-VOUS AVEC CALLAGHAN” (1957) un filme ingles dirigido e interpretado por D. de Marney, fueron las únicas incursiones de este personaje, que siguió viviendo numerosas aventuras solo en novelas de bolsillo.

Otro espía que cautivó al espectador cinematográfico francés fue el interpretado por PAUL MEURISSE y apodado: “Le Monocle” (El monóculo), este personaje, que hacía gala de un finísimo sentido del humor, se movía de maravilla entre los espías y la comedia, y a pesar de nacer –filmicamente- en 1962 (el mismo año de Dr. NO) sus antecedentes están más cercanos al tipo de cine que se hacía hasta entonces en Francia. Las aventuras de tan peculiar espía tuvieron tres oportunidades: “LE MONOCLE NOIR” (El monóculo negro) (1961) George Lautner, que obtuvo un notable éxito de publico, “L’OEIL DU MONOCLE” (1963) y “LE MONOCLE RIT JAUNE” (1964) las dos también de George Lautner.




“El Gorila”, fue el apodo del espía al que dio vida LINO VENTURA en “LE GORILLE VOUS SALUE BIEN” (El gorila os saluda) de Bernard Borderie, y que también fue un autentico suceso en Francia, lanzando a la fama definitivamente a su protagonista, que sin embargo no quiso repetir el personaje en el nuevo episodio que se filmó: “LE VALSE DU GORILLE” (Nido de espías) (1960) Bernard Borderie, cediendo la vez a un actor poco conocido, visto hasta entonces solo en personajes episódicos: ROGER HANIN. Este volvió ha encarnar al Gorila en un tercer y ultimo episodio: “LE GORILLA A MORDU L’ARCHEVEQUE” (El tren de la muerte) (1963) Maurice Labro.


ROGER HANIN fue un actor, al igual que EDDIE CONSTANTINE, encasillado durante años en películas de espías pseudo-bonds, y aunque compaginó personajes más o menos dramáticos o “serios” en otros filmes de espionaje más reales, se hizo popular por este tipo de filmes, ya que a “El Gorila”, le siguió otro espía también con apodo de animal: “El Tigre”, ya con una concepción mas cercana a los filmes del agente 007, y yo diría que abiertamente paródico. Ya más maduro volvió a la fama con una serie también de acción para la televisión francesa, que fue vista en el mundo entero: “EL COMISARIO NAVARRO”.

Para terminar este apartado que nos acerca a los prolegómenos de los filmes de espías modernos, un dato curioso, y es la incorporación –en un solo filme- de otro personaje con raíz literaria y con cierto parecido a otro héroe que era entonces muy popular: MR. SUZUKI (1960) Robert Vernay. A este nuevo espía se le conoció como el Charlie Chan francés, ya que era de origen oriental, pero ejerciendo en Francia. El filme pasó sin pena ni gloria por las pantallas y ni siquiera el buen hacer de Ivan Desny como protagonista achinado logró el reconocimiento del público. Así que ésta fué la primera y última vez que Mr. Suzuki apareció en las pantallas.

Como hemos visto, deberíamos dar la primacía a nuestros vecinos franceses en la creación de súper-agentes secretos para la gran pantalla antes de 007, y quizás no sería mucho suponer que el gran éxito alcanzado por estos filmes en Francia animaran a HARRY SALZMAN y ALBERT BROCCOLI a producir la primera aventura de James Bond en 1962.

No hay comentarios:

Publicar un comentario