SUPERESPÍAS

Página dedicada a los SUPERESPIAS que han poblado de imagenes nuestras grandes y pequeñas pantallas.

1964 LA PRIMERA EXPLOSIÓN

Es a raiz de la tercera pelicula del agente 007 que se inicia esta especie de explosión por el género y que nace en casi todo el mundo al mismo tiempo. Al parecer todos los paises quieren tener sus propios superespias, y empiezan a probar suerte por si alguno llega a convertirse en otro James Bond a nivel de popularidad.

Por lo que a partir de aquí iniciaremos un estudio particular –al estilo del que hemos hecho con OSS 117- siempre que creamos necesario dedicarle este capitulo especial ya sea al agente secreto en cuestion, o a un actor en concreto.

Así que 1964 es el año en que se estrenan:


GOLDFINGER. (James Bond contra Goldfinger). Guy Hamilton.

Con esta nueva entrega –la primera que no dirige Terence Young- James Bond y Sean Connery ,el actor que lo representa, se funden en uno solo y ya jamás podran ir desasociados por muchos rostros que le pongan al agente ingles. Goldfinger representa para muchos el mejor filme de la serie, personalmente no creo que lo sea, pero sin duda es el que crea definitivamente el estilo que se hara popular desde entonces.












LE MONOCLE RIT JAUNE. Georges Lautner.

Ultimo filme de la serie sobre El Monoculo, que no fue estrenado en España, y que significó un pequeño descalabro comercial para sus creadores y productores. Ni el hecho de rodar la historia en un paraje exotico como Hong-Kong ni el de dotarle de un empaque más grandilocuente no consiguió interesar a los posibles seguidores de las otras entregas. Los tiempos de los súper-agentes habían estallado y el humor fino ironico y desenvuelto de Paul Maurisse no casaba con los nuevos tiempos mas proclives a la violencia, al erotismo y a los argumentos fantasiosos. Puestas así las cosas nuestro viejo conocido Monoculo tras investigar las misteriosas desapariciones de cientificos y descubrir una nueva forma del llamado “peligro amarillo”, decide hacer mutis y no volver a aparecer nunca más por las pantallas ni del cine, ni de la televisión con nuevas aventuras.







GIBRALTAR (Tit. Francés) / SPIONAGGIO A GIBILTERRA (Tit. Italiano) (Misión en el estrecho) Pierre Gaspard-Huit.

Gerard Barray, un actor muy querido en Francia y protagonista ideal de los filmes tipicos de capa y espada, se decide a ponerse el smoking y emular a Sean Connery sin siquiera sonrojarse. Uno de los primeros filmes en apuntarse a la moda y que gracias a los buenos oficios de todos sus participantes se salda con unos resultados interesantes. Se trata del tipico argumento que intenta hacerse pasar por una historia realista pero que esta trufada de guiños/homenajes o simplemente copias de los filmes de James Bond.
Barray es un actor eficaz y muy dotado para la acción, tiene una manera de interpretar suficientemente ironica –sin llegar a la parodia- que le hace ser uno de los mejores actores surgidos de la moda. Sin embargo su aportación al mundo del espionaje cinematografico se salda con tan solo dos películas –la otra es OPERACIÓN SILENCIO-y después de ser la imagen de otro popular héroe de novela: El comisario San Antonio, ira desapareciendo del panorama filmico, para reaparecer sorprendentemente años mas tarde en la película de Alejandro Amenabar “ABRE LOS OJOS” como el medico/comerciante que vende un extraño producto a Eduardo Noriega.
Genevieve Grad, Hildegarde Knef (ver “FEDORA” del maestro Wilder para volver a encontrasela) y nuestra guapisima y desaprovecha Elisa Montes son los tres bombones que pululan alrededor de nuestro agente de turno en esta co-produccion Italo-Hispano-Francesa que obtuvo un cierto éxito en nuestro país, a pesar de estar rodada en un glorioso Blanco y negro.





VOIR VENISE ET CREVER (Tit. Francés) / LA SPIA CHE VENNE DALL'OVEST (Tit. Italiano) / MORD AM CANALE GRANDE (Tit. Alemán). (Trampa Secreta) . Dirigida por André Versini.

Sean Flynn el hijo de Errol Flynn no resultaba tan mal actor como los criticos de la época se empeñaban en demostrar. El tiempo en este caso ha jugado a su favor y tras una planta de galan impresionante se esconde un actor capaz de pasar de género en género sin que haga el ridiculo en ninguno… y en el caso que nos ocupa resulta mas creible y convincente que muchos de los actores que surgieron en esa misma época alrededor del mito James Bond. “Trampa Secreta”, al igual que “5 marinos en Singapur”, se sigue manteniendo fresca y moderna gracias al “hijo del Capitan Blood”, Se trata de un pequeño filme de cortas pretensiones que a la larga resulta absolutamente eficaz, mas cercano a un filme de serie negra –gracias al autor del relato en el que se basa: James Hadley Chase- que a las películas pre-bonds.
Mucha acción rodada de forma realista y un argumento inquietante hacen que la película se siga con absoluto interes. Flynn se codea con actores sensacionales, algo inusual en este tipo de filmes, Madeleine Robinson y Karin Baal son las mujeres del relato y Ettore Manni, Pierre Mondy y el siempre eficaz Jacques Dufilho defienden magníficamente sus personajes en esta historia, que cuenta como el hijo de un agente del “2eme Bureau” se introduce en las filas enemigas para rescatar un peligroso documento que había sido robado.
Y para los amantes de los scores, tomen nota del creador de la banda sonora: Alain Goraguer, uno de los grandes del jazz francés.






F.B.I. CHIAMA ISTAMBUL. Dirigida por Emimmo Salvi.

Primera película en la que el actor de origen americano, Ken Clark, interpreta a un agente secreto -Dick Malloy vendría más tarde- convirtiéndose desde este momento en uno de los actores habituales del género. Actor de rostro pétreo -y de un rubio sospechoso- fuerte e inexpresivo sirve de maravilla a los momentos de acción y parece estar siempre de vuelta de todo, ya que de todos los actores que actuaban en este tipo de filmes Ken Clark era el que tenia un currículo más extenso. Debutó como actor teatral, y llegó a protagonizar tres episodios del celebre: “Alfred Hitchcock presenta”.
La pelicula no tuvo apenas difusión y trataba una confusa historia en donde el F.B.I., encarga la misión a uno de sus agentes para desmantelar a una peligrosa banda de narco-traficantes que opera en Estambul. La historia parte de un imposible, ya que el F.B.I. no puede intervenir fuera de los EEUU, y es la INTERPOL quienes se ocupan de los casos internacionales.
Ni siquiera la presencia de una actriz como Bella Cortez consigue hacer que el filme se vea con un mínimo de interés.





DAS GEHEIMNIS DER CHINESISCHER NELKE (Tit. alemán) IL SEGRETO DEL GAROFANO CINESE (Tit. Italiano). (El enigma del clavel chino). Dirigida por Rudolf Zehetgrüber.

El cine alemán de los 60 es realmente curioso, ya que realiza series con actores fijos. Así en las famosas adaptaciones de Edgar Wallace hay un equipo de actores casi constante en cada film. Y otra “troupe” se dedica a realizar otro tipo de cine más basado en la acción física que en el “suspense” o en el misterio. En esta segunda clasificación se encuentran nuestros conocidos Brad Harris, Horst Frank y Dominique Boschero, entre otros.
Y esta cinta, más próxima al policíaco, que a las películas que nos ocupan, forma parte de un lote de filmes que les llevan a parajes exóticos en busca de narcotraficantes o secretos robados.
“El enigma del clavel chino” es una cinta bien realizada que recuerda la serie de películas basadas en Edgar Wallace y que por lo tanto aún no adolece de los tics miméticos de las películas de 007. En un pequeño personaje aparece un gran actor imposible de olvidar, que roba todas las escenas en las que aparece: Klaus Kinski.
Este mismo años el equipo rodaba otras aventuras de acción y aunque el espionaje no forma parte del argumento están rodadas como si lo fueran, son: “CARGAMENTO BLANCO” y “EL INFIERNO DEL MEKONG”, y como les sobraba tiempo rodaron también dos westerns alemanes (los llamados “frankfurt-westerns”).




NICK CARTER VA TOUT CASSER (Las aventuras de Nick Carter). Henri Decoin.

Primera de las películas en las que Eddie Constantine interpreta a Nick Carter –en realidad a un pariente del legendario detective- en una demencial historia de agentes secretos que solo sirven de decorado a las gracias, puñetazos y chicas guapas que son la marca de la casa. El filme sigue las pautas de las otras cintas del actor americano, y resulta infantilmente ajeno a las películas de James Bond. El film ya nace antiguo y sin embargo los acérrimos “fans” de Constantine vuelven ha acoger con fervor esta nueva aventura fílmica. Y solo en España más de 600 mil espectadores acudieron a ver la película, lo que propicio una lógica continuación.










LE TIGRE AIME LA CHAIR FRAICHE (El Tigre) Claude Chabrol.

Uno de los padres de la “nouvelle vague” se lanza a la creación de un súper-espía en franca competencia con James Bond. Absolutamente criticado por sus coetáneos no entendieron la gran broma que estaba haciendo al cine de espías y a la industria en general. Jugando con los tópicos de este tipo de filmes, Chabrol se ríe de todo y de todos y consigue un filme realmente divertido por exagerado y que siempre esta al límite del ridículo, bordeándolo pero no cayendo en él. Incluso la elección de Roger Hanin –prototipo de actor del género- es simbólico. Y, Hanin, que es sumamente inteligente, entra de lleno en el juego: después de ser un “gorila” que mejor que reconvertirse en un “tigre”. Y para más pistas por donde iba el cachondeo, pone al lado de su héroe a la mismísima Daniela Bianchi recién salida de “DESDE RUSIA CON AMOR”.
Lo de menos es el argumento, en Chabrol lo más estimulante es su manera de rodar y su mirada irónica sobre todo lo que nos rodea, en este caso: las películas de espías. Lo curioso es que la película resultó un gran éxito de público incluso en España lo que propició una segunda parte aún más demencial.





LE GENTLEMAN DE COCODY (El hombre de Cocody) de Christian-Jaque

Película de aventuras con toques de comedia y un poco de espionaje. Jean Marais se lanza a filmar películas de acción como esta en la que trata de recuperar unas joyas que transportaban un avión desaparecido en plena selva africana y se mete en un montón de peligros sobretodo cuando enmedio se encuentra una mujer tan hermosa como Liselotte Pulver. En el reparto aparecia una Maria Grazia Buccella de una belleza impresionante. La factura del filme es impecable gracias a un veterano Christian-Jaque que sabe muy bien lo que se lleva entre manos. El filme fue un éxito sorprendente.









Y naturalmente a partir de este año se suceden las parodias cómicas interpretadas por insignes (y no tan insignes) cómicos locales, y también comedias urbanas en las que se introduce una leve trama de espionaje para que resulte mas “moderno” y acorde con los tiempos que corren.
Así se estrenan tambien:




UNE RAVISSANTE IDIOTE (Adorable idiota). Dirigida por Edouard Molinaro.

Una comedia sexy, divertida y con un enredo vodevilesco entre diversos espías. Molinaro sabe cuales son las claves de la comedia y realiza una buena labor a pesar de que su protagonista masculino –Anthony Perkins de espía ruso- no es precisamente un especialista en comedia. Confieso mi absoluta admiración por Brigitte Bardot así que no puedo ser objetivo sobre sus dotes de actuación, sin embargo creo que se desenvolvía bien en el vodevil, y a pesar de la fama que asumió fue en las comedias donde dio sus mejores momentos como mujer y como actriz. La mención de esta película en este apartado es solo porque se trata de la única comedia a “la francesa” en donde aparecen espías en un momento en que las películas de agentes secretos están floreciendo como setas.













CARRY ON SPYING (Cuidado con los espías). De Gerald Thomas.

Siguiendo con la interminable serie inglesa llamada “Carry on…” le tocó el turno de reírse de los espías, tan de boga en aquel año. Así el inefable –y para mi poco gracioso- Kennneth Williams ya aparecía en el cartel anunciador en la pose típica de los carteles de James Bond pero con el cañón del arma torcida hacia abajo… una broma de humor verde muy típica de la serie. La película es mala, ya lo era cuando se estrenó y el humor ingles del que hace gala nada tiene que ver con las películas ni de la Ealing, ni de las de Peter Sellers… es un humor burdo, basto y muy poco humorístico. Lo único destacable fue que con esta película se inició en la serie la maravillosa Bárbara Windsor, una especie de Gracita Morales en plan sexy pechugón…
Después de esta llegó “Carry on Emmanuelle”. Sin Palabras.








002 AGENTI SEGRETISSIMI. De Lucio Fulci

Franco Franchi y Ciccio Ingrassia dos de los cómicos mas cutres de Italia -aunque mas divertidos por lo bestias que son que los remilgados ingleses- no tardaron en hacer sus propias parodias sobre James Bond. Esta fue la primera de una serie de películas sobre el tema de los espías. Una de las chicas espías de la película fue Ingrid Schroer que años después se convertiría en una agente secreta con película propia: “OPERACIÓN EXTERMINIO”.
Lucio Fulci se inició en este tipo de cine de evasión y comercial antes de adquirir una gran notoriedad con las películas de zombies radioactivos y apocalipsis varios.










LES BARBOUZES (Los Barbudos) De George Lautner.

De nuevo Lino Ventura en una historia de espias, pero en esta ocasion absolutamente desmitificadora. La parodia es evidente, aunque lo parodiado no son las películas de Bond sino las historias de espias en general. La película es una pequeña delicia que fue un enorme éxito en Francia: Bernard Blier, Mireille Darc, Francis Blanche y Noel Roquevert son artífices del enorme suceso. Excelentes comediantes saben sacar partido a cada plano en el que son retratados. Es una lastima que películas como esta no aparezcan casi nunca en España en televisión, ni se editen en video o dvd.











Y vamos a abrir dos nuevos capítulos que dedicaremos a dos agentes secretos cuyas aventuras tuvieron continuidad, y que se iniciaron también en 1964.

El primero de ellos es el súper espía francés Francis COPLAN, agente que vuelve a asomar la cara y la pistola en las pantallas de los cines de medio mundo después de “ACCIÓN INMEDIATA”.

Y de una organización que acoge a dos espías que no llegaron directamente del cine sino que se formaron en la televisión, pero que curiosamente algunas de sus aventuras pasaron de la pequeña pantalla a la grande. Se trata del celebre: “THE MAN FROM U.N.C.L.E. (El hombre de C.I.P.O.L.) en su versión española, y de dos de sus integrantes: NAPOLEON SOLO e ILLYA KURYAKIN.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada