SUPERESPÍAS

Página dedicada a los SUPERESPIAS que han poblado de imagenes nuestras grandes y pequeñas pantallas.

EL PRIMER BOND, EL PRIMER SUPER-ESPIA

1962 marca el inicio de la era de los súper-espías modernos. Tras el estreno de “DR. NO” y su fulgurante éxito, los productores de pequeñas compañías siempre dispuestos a seguir los pasos de grandes sucesos, se dan prisa en ser los primeros en seguir la estela de este triunfo y aunque este mismo año se estrenan filmes que ya habían sido rodados con anterioridad y por lo tanto no podían saber lo que iba a ocurrir en el momento de su estreno, los primeros seguidores de Bond deberíamos encontrarlos en los años inmediatos. Así en 1963 tras el estreno de “FROM RUSSIA WITH LOVE” (Desde Rusia con amor) de Terence Young, -uno de los mejores Bonds nunca rodados- se confirma el enorme interés por esta continuación del agente 007 y ya empiezan a aparecer sucedáneos con idénticas formulas en los guiones, e incluso estéticos. Y es en 1964 con “GOLDFINGER” (James Bond contra Goldfinger) de Guy Hamilton, que la explosión se hace incontrolable, y cientos de espías empiezan a poblar las pantallas de todo el mundo.

Así en 1962 coinciden en la cartelera:

"DR. NO" (007 contra el Dr. No). Dirigida por Terence Young.

Poco se puede decir de esta primera incursión de Sean Connery en la piel de James Bond. Libros, artículos, gadgets, merchandising, reportajes y millones de fans en todo el mundo refrendan el gran éxito obtenido con unos elementos que de alguna manera marcan una gran diferencia con todas las películas de espías y agentes secretos realizadas hasta aquel momento. Paisajes espectaculares, grandes dosis de acción, mujeres hermosas, sofisticadas y sexys, violencia con ciertas gotitas de sadismo, algo de fantasía, fotografía de excelente factura, decorados monumentales, música comercial y sobretodo un bien estudiado guión, una producción que no escatima medios y un protagonista perfecto. Con estas bazas el director Terence Young organizó un cóctel explosivo que sigue vigente 40 años después. Porque, admitámoslo, los mejores filmes de James Bond fueron los primeros, y quien puso la labor y el estilo no fue otro que Young. Connery, secundado por Bernard Lee, Louis Maxwell, Ursula Andrés y Joseph Wisseman, crean unos personajes mil veces imitados pero nunca igualados en un filme que ya forma parte de la historia del cine.




“LE MONOCLE NOIR”. (El monoculo negro) George Lautner.

Estrenada en 1961 pero que continuaba en cartel en 1962. Ya desde el inicio el gran Bernard Blier nos anuncia de una manera absolutamente descarada y directa que el filme que vamos a ver no tiene nada que ver con la realidad, ya que en Francia no hay espías, sino agentes secretos. El mismo argumento es mas propio de una comedia policíaca que de una película de espionaje, a pesar de que su historia transcurre en un castillo en donde el Marques de Villeneuve organiza un encuentro entre espías -antiguos miembros de las SS- para resucitar el Tercer Reich. El filme estaba repleto de excelentes actores franceses como el nombrado Blier, Jacques Dufilho, Pierre Blanchar, etc… acompañados por la bella Elga Andersen, y el relato en el que se inspira obtuvo el premio “Quai des orfebres”. El personaje protagonista, un espía -perdón un agente secreto- es un tanto especial ya que en este episodio se hace pasar por ciego y utiliza un monóculo negro en un ojo, tuvo dos filmes más para seguir contando sus aventuras.




“ZURSCHEN SHANGAÏ UND SANKT-PAULI” de Wolfgang Schleif.

Es una tonta historia de espías, que se mezclan en un barco, cuyos marineros ignoran que son objeto de una extraña conspiración, y que acaba con todos cantando canciones patrióticas. Lo único destacable es el eterno malvado HORST FRANK como jefe de la banda de espías.









“HEISSER HAFER” (Espionaje en Hong-Kong), Jürgen Roland.

Interesantísimo film de espías al estilo de las películas de aventuras que la “trouppe” protagonista nos tenía acostumbrados. La historia trata de un periodista que a su llegada a Hong-Kong se encuentra en posesión de un micro-film. Un documento muy codiciado por espías y gángsteres que pondrán en jaque al periodista. Marianne Koch, el forzudo Brad Harris (el Sansón de los “peplums”), la maravillosa Dominique Boschero… y naturalmente repitiendo de malo Horst Frank. El filme podría parecer un sucedáneo de Bond, sino fuera por la fecha de su estreno. Escenario exótico, bellas mujeres, muchísima acción y un perverso canalla dispuesto a todo por un poco de poder.










“DER TEPPICH DES GRAUENS” (Terror en la noche), Harald Reinl.

Típica película alemana a mitad de camino de los filmes policíacos de Edgar Wallace y las cintas de espías reales, que a pesar de ser un filme co-producido por tres países transcurre en otro que no entra en la producción: Inglaterra. Trata de un agente del servicio secreto de Scotland Yard a la búsqueda de una banda de asesinos –en realidad espías- que causan el terror en Londres. El agente Harry Rafford esta encarnado por el sobrio actor alemán JOACHIM FUCHBERGER. Eleonora Rossi-Drago y Karin Dor animan el relato con su belleza. Correcta realización llevada con buen pulso, pero que vista hoy puede quedar algo anticuada





En el año 1963 reaparece un agente secreto que hace su segunda incursión en el limbo cinematográfico: se trata de OSS 117, y coincide con el mejor film de la serie James Bond. Es un año parco en agentes secretos, ya que los productores deben estar ocupados preparando el desembarco de sus propios espías. Solo Francia sigue con sus productos ya probados, sin acabar de mirar a 007 como un enemigo fílmico importante, exceptuando a OSS 117, que cambia de estilo y pone el ojo en el nuevo agente aparecido.

1963 es el año de:



“FROM RUSSIA WITH LOVE” (Desde Rusia con amor). Terence Young.

Con un principio absolutamente genial y lleno de trampas -esas dos caras del agente- Terence Young pone las bases definitivas de lo que será la serie a partir de ahora. Lo único malo es que no se siga la línea argumental marcada en este filme. La guerra fría con todas sus artimañas y consecuencias se ven en este viaje iniciatico que emprende 007 hacia más allá del telón de acero. Con momentos inolvidables como las dos peleas, la de las zíngaras, y la del tren. Con unos enemigos terribles, por reales, interpretados con absoluta convicción por LOTTE LENYA (la mujer de uno de los músicos modernos mas importantes que ha dado Alemania: Kurt Weill) y ROBERT SHAW. Con un PEDRO ARMENDARIZ, pletórico, irónico, juguetón, simpático e irremplazable, y la fría pero muy sexy DANIELA BIANCHI. Y naturalmente con un CONNERY que ya sabe el juego que esta jugando y empieza a explotarlo con autentica sabiduría.




HOT ENOUGH FOR JUNE / AGENT 8 3/4 (Demasiado calido para Junio) dirigida por Ralph Thomas

El primer atisbo de la autentica popularidad de 007 es esta película que juega a la comedia de espias utilizando parte de la iconografía bondiana e intentando darle la vuelta. La cinta es muy agradable de seguir y tiene ese humor ingles propio de la Ealing estudios. Su director era un artesano muy eficaz capaz de filmes como este en donde se destila bastante mala uva, o de engendros como la serie: “CARRY ON…”.Dirk Bogarde, un actor que empezaba a convertirse en nombre de culto, aportaba todo su sentido del humor y su evidente glamour a esta historia en la que un periodista se convierte en improvisado agente secreto para poder salir con vida de la gelida Checoslovaquia. Junto a él la siempre interesante Sylva Koscina y actores de la talla de Leo McKern o Robert Morley.




“A TOI DE FAIRE, MIGNONNE” (FBI frente a Scotland Yard), Bernard Borderie.

Nueva incursión de Lemmy Caution interpretado como de costumbre por Eddie Constantine. En esta ocasión la juerga –porque los filmes eran eso, un gran divertimento repleto de puñetazos- va de un científico desaparecido con una formula secreta para crear un nuevo tipo de fuel. En aquel momento ni Borderie, ni Constantine, no tenían ni idea de la avalancha de formulas secretas que llegarían a desaparecer, por eso seguían tomándose las novelas de Chayney en clave de humor… ¡pas mal!.







“L’OEIL DU MONOCLE”, George Lautner.

Siguiendo las aventuras del Comandante Dromard y potenciando el carácter irónico que el estilo de su creador -“Remy”- le dio, nos encontramos, en este nuevo episodio, en un pequeño pueblo cerca de Bonifacio, donde un sin fin de espías de diversas nacionalidades van en busca del oro que Hitler sacó de Alemania y que, teóricamente, esta escondido en alguna gruta de la costa. Más divertida que la anterior, tiene momentos francamente antológicos, como ver bailar un “twist” a Paul Meurisse sin perder su compostura aristocrática, o como este da un saltito cada vez que tira un disparo. Aquí el monóculo ya no es negro, ni se hace pasar por ciego, sino que lleva un sofisticado aparato ocular colgado del cuello y que utiliza a voluntad. Profusión de tiros y muertos. Una excelente y moderna fotografía hace de este capitulo el mejor de la serie, que por desgracia nunca llegó a España. Elga Andersen repite el personaje de Erika, la espía alemana, y se puede descubrir a una bellísima actriz llamada Gaia Germani.




“LE GORILLA A MORDU L’ARCHEVEQUE” (El tren de la muerte) Maurice Labro.

Tercera y última entrega de las aventuras del agente secreto apodado “El Gorila” interpretado por segunda vez por Roger Hanin, en un año algo intenso para él, ya que también estrena otro film de espías en clave realista: “LES ENEMIES” (Los enemigos) de Edouard Molinaro. En esta ocasión nuestro héroe es enviado a sustituir a un asesino que pretendía asesinar al jefe de un gobierno africano, para de este modo evitar que se construya el paso de un tren en una zona en la que están interesados una muy “especial” sociedad secreta. Al final nuestro espía lograra desbaratar todos los planes de la banda. Film negro (los franceses prefieren llamarle “polar”) lejos del sentido del humor de los dos primeros capítulos de la serie, tuvo un discreto paso por las pantallas y tras el éxito de James Bond nuestro “gorila” desapareció para siempre, quedando solo las novelas de Antoine Dominique en las que estaban basadas sus aventuras.





“L’HONORABLE STANISLAS, AGENT SECRET” (Agente Secreto) Jean-Claude Dudrumet.

Primera de las dos películas que hizo Jean Marais como el ex-agente secreto conocido como Stanislas, y que con gran sentido comercial se estrenó en España simplemente como: “AGENTE SECRETO” coincidiendo con el 2º Bond. Sin embargo la historia intenta seguir los derroteros de otros filmes franceses de gran éxito en todo el mundo como: “EL HOMBRE DE RIO” o las películas de Eddie Constantine, y no guarda ninguna similitud con los recientemente estrenados filmes de 007. Acción, puñetazos, comedia, humor, ironía y un actor muy querido por el publico francés y que entonces todavía era bastante exportable. Stanislas es un honrado publicitario que por un error se lleva la gabardina de un espia de un restaurante, justo cuando el hombre es asesinado. Stanislas es forzado a convertirse en agente secreto, y acaba siendo uno de los mejores.


Y aquí debemos abrir un gran paréntesis para crear todo un capitulo dedicado a un agente secreto que fue llevado 7 veces a la pantalla y 1 a la televisión y que pudo llegar a ser -y de hecho lo fue durante unos años- el único rival serio de nuestro admirado James Bond.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada